Es este sitio de bendicion para Ud.?



Resultados

El placer de gradar a Dios

(Lucas 12:32)

Lucas no tuvo el placer de caminar y hablar con Jesús como lo hizo Mateo, Pedro o Jacobo. El era un Médico que escuchó el evangelio y decidió obedecer a Dios documentando las tradiciones orales que había escuchado acerca del Hijo de Dios. Él era un gentil y escribió el Evangelio en un lenguaje que cualquiera que no sea Judío lo pueda entender.

¿Por qué dijo Jesús?: “¿no temáis manada pequeña?”

Miles vinieron a Él para escuchar, ser alimentados o ser sanados. Solo unos pocos entrarían al Reino, El los describió “como manada pequeña”

¿Encuentra placer Dios en nosotros y en nuestros hijos?

Quienes pertenecen su Reino confían en Él.

Dios se complace de nuestra fe. Hebreos 11:6 dice “Pero sin fe es imposible agradar a Dios” Romanos 8: 8 “los que viven según la carne no pueden agradar a Dios.” Los que quieren agradar a Dios, esperan en Cristo, y la hermosura de su santidad. Aquellos que quieren agradar a Dios buscan primeramente el reino de Dios y su justicia. Aquellos que quieren agradar a Dios están dispuestos a confiar en Él.

 

Quienes pertenecen a Su Reino lo alaban.

En el Salmo 69:30-31, David proclama “alabare yo el nombre de Dios con cántico, lo exaltaré con alabanza. Y agradará a Jehová más que sacrificio de buey, o becerro que tiene cuernos y pezuñas.” En otras palabras, aquellos que agradan a Dios están dispuestos a alabarle. Vienen a la casa del Padre con una canción. Están determinados a cantar las alabanzas de Dios. Nuestra diligencia en alabarle con cántico y reconocer a Dios superior que la vida misma le agrada mucho más que un rito formal y rutinario.  
Jesús cantó un himno a Dios justo antes de ir a la cruz. Las Escrituras dicen “Y habiendo cantado un himno, salieron al monte de los Olivos”. (Mateo 26:30) La Biblia menciona más de 25 veces en que el pueblo de Dios canta al Señor. Dios se complace en la alabanza de aquellos que desean agradarle.  

Quienes pertenecen a Su Reino predican a Cristo.

Si deseamos agradar a Dios debemos predicar a Cristo. No podemos predicar el Evangelio y solo decirle a la gente lo que ellos quieren escuchar. (1ª Corintios 1: 21; Gálatas 1:10).

Nuestro deseo debería ser como el de Cristo, “Porque yo hago siempre lo que le agrada” (Juan 8:29; Romanos 15:3) Es un gran don el conocer que somos preciosos para Él, y que Su placer es hacernos ciudadanos del Reino de Dios.
El reino de Dios no se ve a través de las palabras sino del poder. (1ª Corintios 4:20)

Poder de Su provisión: Dios nos da el pan nuestro de cada día (Mateo 6:11), el agua de vida (Juan 4:14), consuelo y descanso (Mateo 11:28).
Poder de Su protección: Dios manda a Sus Ángeles cerca de nosotros para que nos guarden (Salmo 91: 11-13)
Poder de Sus promesas: Dios nos da su Palabra (Salmo 107:20).
 
Dr. Czeslaw Bassara ( Esta dirección electrónica esta protegida contra spambots. Es necesario activar Javascript para visualizarla ; www.proword.eu)

James N. Spurgeon wrote:

'A job is at your choice; a ministry is at Christ's call. In a job you expect to receive; in a ministry you expect to give. In a job you give something to get something; in a ministry you return something that has already been given to you. A job depends on your abilities; a ministry depends on your availability to God. A job done well brings you praise; a ministry done well brings honour to Christ.'

This ministry is to bring honour to our Lord and Saviour Jesus Christ!

You can copy and use material of this site provided that you mention our ministry to the Father and you do not alter the content. You are also invited to tell your listeners or readers where you have got this material: www.proword.eu, which is Proclaiming the Word! (CEF International Bible Teaching Ministry).