Es este sitio de bendicion para Ud.?



Resultados

Necesitamos el ánimo de Dios cuando estamos desanimados.

Hebreos 10:23-25 ¡Todo el pueblo de Dios necesita ser animado!

1. Isaac necesitó ser animado: “te bendeciré en la tierra de hambruna”

“Y se le apareció Jehová a Isaac y le dijo: No desciendas a Egipto, habita en la tierra que yo te diré. Habita como forastero en esta tierra, y estaré contigo, y te bendeciré; por que a ti y tu descendencia daré toda estas tierras, y confirmaré el juramento que hice a Abraham tu padre.” (Génesis 26:2-3).

(Génesis 26:12-13)

Cuando Isaac se enfrentó  a la crisis de alimento en el país en que habitaba, Dios le dijo que no fuera a Egipto, sino que se quedara donde estaba. Dios le prometió  a Isaac que lo bendeciría en esa tierra. Y Dios prosperó a Isaac de tal modo que cuando sembró en esa tierra, cosecho al ciento por uno. Isaac continuó prosperando hasta volverse muy rico.  

De la misma manera, Dios nos puede bendecir en aquellas áreas donde enfrentamos dificultades, escaseces y dolor. Podemos ser tentados a huir de situaciones en que  enfrentamos dolor y amenazas.  

Dios promete demostrar su gran poder a favor nuestro, y prosperarnos en el mismo lugar donde enfrentamos las escaseces y amenazas.

 

2. Raquel: “¡… y Dios se acordó de Raquel!”

Y se acordó  Dios de Raquel, y le oyó Dios, y le concedió  hijos. (Génesis 30:22)

Raquel era estéril y parecía que Dios se había olvidado de ella. Todas  las demás mujeres estaban dando a luz hijos. Y parecía que Raquel era la única que no era bendecida por Dios. Y ahora cuando parecía que Dios se había olvidado de ella, las escrituras dicen que “¡el Señor se acordó de Raquel!” ¡Raquel no había sido olvidada! Dios se acordó  de ella y escucho su clamor. Le quitó su afrenta y le dio un hijo y lo llamó José. José el hijo de Raquel, fue elevado por encima de los otros hijos. José tuvo un futuro brillante y llego a ser el primer ministro de Egipto. Aunque Raquel tuvo que esperar mucho tiempo para ser bendecida, cuando llegó la bendición fue muy inusual sobrepasando a todas las demás.

A veces parece que en nuestra vida Dios se ha olvidado de nosotros y que todos los demás están recibiendo bendición tras bendición. El Dios que se acordó de Raquel, seguramente se acordará de nosotros, y nos dará una bendición muy especial y que sin duda habrá valido la pena esperar por ella.  
No debemos desanimarnos pero esperar con paciencia y confianza la bendición especial que Dios tiene preparada para nosotros.  

3. Jacob: “porque yo he visto todo lo que Labán te ha hecho” (Génesis 31:12)

Génesis 31:12,6,7,41

Cuando Jacob sufrió malos tratos de Labán durante 20 años, Dios le dijo que lo dejase y volviese a la casa de su padre. Le dijo a Jacob: “porque yo he visto todo lo que Labán te ha hecho;” Dios liberó a Jacob de Labán. Aun cuando Jacob fue maltratado y engañado por Labán  por mucho tiempo, no fue desconocido para  Dios. Dios estaba observando toda la injusticia y opresión que fue impuesta a Jacob y llegó el momento cuando el Señor intervino y lo liberó.

Dios conoce todo lo que atravesamos en nuestras vidas, cada dolor y agonía que experimentamos y no debemos desanimarnos pensando que Dios lo desconoce.  

Dios conoce toda la injusticia y el maltrato que enfrentamos y Él intervendrá  y nos liberará de aquellos que nos oprimen y nos causan el mal.

4. ELÍAS: “¡TIENES UN LARGO CAMINO QUE ANDAR!”

“Y él se fue por el desierto un día de camino, y vino y se sentó debajo de un enebro; y deseando morirse, dijo: Basta ya, oh Jehová, quítame la vida, pues no soy yo mejor que mis padres. Y echándose debajo del enebro, se quedó dormido; y he aquí luego un ángel le tocó y le dijo: Levántate y come…. Y volviendo el ángel de Jehová la segunda vez, le tocó diciendo: Levántate y come, porque largo camino te resta.” (1ª Reyes 19: 4-7)
1ª Reyes 19: 1-7; 2 Reyes 2:1y11

Cuando la vida de Elías estuvo en peligro por causa de Jezabel, se desanimó a tal punto que oró  deseando morirse. Y le dijo a Dios: “basta ya, oh Jehová, quítame la vida.” El sintió que era mejor morir que vivir. No veía ningún propósito para su vida. No se daba cuenta que Dios todavía tenía trabajo para él. Dios le envió su ángel y lo fortaleció. Le dijo que aún le quedaba un largo camino que recorrer. Aún había muchas cosas importantes que Dios tenía para que él las llevara a cabo. Tenía que ungir los reyes de dos naciones y a su sucesor Eliseo. Es más, el plan de Dios era que Elías no viera la muerte y que fuese llevado al cielo en un torbellino. Elías, en su estado de desanimo, no pudo darse cuenta del maravilloso plan que Dios tenia para su vida. En vez de eso oró deseando morirse, pero Dios lo animó y le ayudó a cumplir con el propósito y la vocación de su vida.
De tiempo en tiempo, en nuestras vidas, nos desanimamos a causa de las cargas muy pesadas y oramos para que Dios nos lleve porque ya que nos hemos cansado de este mundo. No nos damos cuenta que todavía tenemos un largo camino que recorrer y que Dios aun tiene mucho trabajo para nosotros.

Dios nos quiere animar a seguir adelante para completar las tareas que El nos ha asignado cumplir en su Reino.

James N. Spurgeon wrote:

'A job is at your choice; a ministry is at Christ's call. In a job you expect to receive; in a ministry you expect to give. In a job you give something to get something; in a ministry you return something that has already been given to you. A job depends on your abilities; a ministry depends on your availability to God. A job done well brings you praise; a ministry done well brings honour to Christ.'

This ministry is to bring honour to our Lord and Saviour Jesus Christ!

You can copy and use material of this site provided that you mention our ministry to the Father and you do not alter the content. You are also invited to tell your listeners or readers where you have got this material: www.proword.eu, which is Proclaiming the Word! (CEF International Bible Teaching Ministry).